Diagnosticar no tiene que ser raro