Familia y AEH

familia_AEHLos ataques afectan a cada persona de forma diferente. Solo tú sabes si te sientes cómodo o no cuando tu
familia te ve durante un ataque. Sentir pudor es habitual. Merece la pena recordar que el AEH es un trastorno
médico y no tienes que avergonzarte por ello.

Te damos algunos consejos que te ayudarán en tu relación con tu familia.

Relación con otros familiares

  • Habla con tu familia sobre esos sentimientos y, si están preocupados, tranquilízalos contándoles que los efectos en tu aspecto no serán permanentes
  • Los ataques a veces pueden ser graves e incluso pueden requerir asistencia médica urgente. Asegúrate de que tu familia sabe qué tienen que hacer en el caso de que ocurra un ataque que ponga en riesgo tu vida para que no sufran un ataque de pánico y puedan ayudarte.
  • No te sientas obligado a compartir tu enfermedad con familiares lejanos a no ser que sufras un ataque en su presencia o afecte a un encuentro social.
  • Si eres el primer miembro de la familia diagnosticado con AEH, anima a tus familiares a que se sometan a pruebas para saber si tienen la enfermedad, especialmente si han sufrido hinchazones inexplicables. Solo se necesita un análisis de sangre o una prueba genética.
  • Si otros familiares tienen AEH, tu familia sabrá muy bien cómo se vive con la enfermedad y cómo afecta a otros miembros. No dudes en pedirles que compartan sus experiencias y pídeles consejo sobre cómo sobrellevar la enfermedad..
  • Las experiencias de cada persona con AEH son únicas, así que solo porque otros familiares tengan la enfermedad, no significa que tú vayas a sufrir los mismos síntomas físicos o emocionales. Comparte tus propias experiencias con ellos, te sorprenderás de las diferencias y similitudes con cada uno.

Tranquilizar a tus hijos

Es normal que los hijos se preocupen cuando ven un ataque agudo de sus padres por primera vez, especialmente
cuando afecta al rostro y causa desfiguramiento.

Algunos padres prefieren que sus hijos no los vean cuando tienen un ataque facial. Si este es tu caso, es mejor
que les tranquilices diciéndoles que la hinchazón bajará pronto y que tu aspecto no sufrirá efectos permanentes.
Los niños pueden ser muy comprensivos cuando entienden mejor la enfermedad y se han atendido sus
preocupaciones.


Send this to friend

Enfermedades Raras: infórmate para conocerlas mejor

Suscríbete a la newsletter

Indícanos sobre qué patologías quieres recibir información:
* Requerido

* Los datos recogidos en esta web serán incorporados y tratados en un fichero, cuya finalidad es la de informar sobre las novedades o campañas realizadas por la web, inscrito en el Registro de Ficheros de Datos Personales de la Agencia de Protección de Datos. Sus datos serán almacenados en el datacenter de MailChimp en Estados Unidos, la cual actúa como subencargada de tratamiento en la recogida y almacenamiento de sus datos. Mailchimp está adherida a los principios de “Puerto Seguro” (Safe Harbor), por lo que está obligada a cumplir requisitos equivalentes a los Europeos en materia de protección de datos. Si lo desea puede acceder a la política de privacidad de MailChimp. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante Full Circle SL, en cumplimiento del Artículo 5 de la Ley Organíca 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

En EnfermedadesRaras-Shire.com utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestras páginas web y adaptar su contenido para que te resulte más útil. Ninguna información que recopilamos te identifica personalmente. Al navegar por esta página, aceptas el uso de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. No aceptoAceptar y continuar
“Estamos trabajando para ofrecerle un mejor servicio. Academia Shire estará online en los próximos días. Disculpe las molestias.” Volver
¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×