Apoyo emocional y AEH

apoyoaehCada persona con AEH siente emociones diferentes. Tener un plan de gestión individual de la enfermedad y apoyo
puede ayudar a sentir que se tiene el control de la situación y así continuar haciendo las cosas que se quieren hacer.

Te damos algunos consejos que te ayudarán a gestionar tus emociones.

Algunos sentimientos comunes

  • Aunque cada persona reacciona de forma diferente ante los síntomas del AEH, hay algunas emociones que mucha gente experimenta de vez en cuando. Saber que ciertos sentimientos son normales y conocer la manera de sobrellevarlos puede hacer que las personas con AEH se sientan menos solas.
  • A veces, una de las preocupaciones es sufrir un ataque inesperado. Tener un plan para situaciones inesperadas, como tener los medicamentos a mano y asegurarse de que las personas con las que trabajas o estudias saben qué hacer en ese caso, puede ayudarte a sentirte más preparado y en control. También es normal sentir que tener AEH afecta a tu calidad de vida, ya que limita algunas de las cosas que puedes hacer. Para la mayoría de la gente, planear estrategias personalizadas para tratar los síntomas hace que controlen mejor su trastorno y minimicen el impacto del AEH en su día a día.
  • Es normal que las personas con AEH estén preocupadas por transmitir la enfermedad a sus hijos. Puedes hablar con tu médico sobre la probabilidad de que esto ocurra si tienes hijos o piensas tenerlos. Hablar con un experto acerca de lo que puedes esperar ayuda a comprender mejor la enfermedad y a aliviar algunas de tus preocupaciones.
  • Es importante que te ocupes de tu bienestar general. Muchas personas con trastornos médicos crónicos adoptan diferentes medidas para mantenerse positivas y reducir el estrés. Entre ellas están tener buenos hábitos alimenticios, mantener una visión realista de las cosas que puedes hacer físicamente y practicar ejercicio en el caso de que sea posible, así como participar en actividades divertidas y relajantes.

La reacción de los demás

A menudo, muchas personas con AEH piensan que enfrentarse a las reacciones de los demás es más duro que tratar
con la enfermedad en sí misma. Siempre que sea posible, ayuda a los demás a entender lo que significa tener AEH, ya
que reduce las situaciones comprometidas cuando empiezan los síntomas. A continuación te damos algunos consejos
para sentirte mejor con tu enfermedad al relacionarte con otras personas:

  • Cuando los síntomas aparezcan, estar con amigos, familiares o gente que entienda la naturaleza del AEH puede ser una distracción positiva, en lugar de estar solo en esos momentos.
  • Si los síntomas del AEH interrumpes tu rutina habitual, recuerda que estos se reducen después de recibir el tratamiento. Mientras tanto, utilizar estrategias alternativas como estudiar o trabajar desde casa puede permitirte continuar con tus obligaciones. Además, si necesitas descansar, hazlo.
  • Habla con tus compañeros de trabajo, profesores, amigos y conocidos si tienes la confianza necesaria para que comprendan la naturaleza de los síntomas. La gente normalmente es comprensiva y está dispuesta a ayudar, especialmente si eres capaz de explicar cómo, en ocasiones, el AEH afecta a tu vida.
  • Es normal sentirse acomplejado cuando aparecen los síntomas en público. En lugar de permitir que el AEH interrumpa su rutina, mucha gente opta por respuestas estándares para responder ante la curiosidad de los extraños. En concreto, usar el humor con una explicación breve de que los síntomas son temporales puede hacer que los demás, y tú también, os sintáis más cómodos con la situación.

Intenta no sentirte abrumado

Aunque sea normal sentir emociones diferentes, que incluyen algunas negativas de vez en cuando, debido al AEH, no
tienes que vivir con ellas todo el tiempo. Una parte de cuidar de tu bienestar general es ser consciente de cuándo tus
emociones empiezan a dominar tu estado de ánimo.

Habla con tu médico si crees que tus sentimientos empiezan a abrumarte. El objetivo del apoyo profesional es que
las personas que necesiten ayuda encuentren las capacidades y recursos necesarios para sobrellevar su situación y
mejorar su calidad de vida.


Send this to friend

Enfermedades Raras: infórmate para conocerlas mejor

Suscríbete a la newsletter

Indícanos sobre qué patologías quieres recibir información:
* Requerido

* Los datos recogidos en esta web serán incorporados y tratados en un fichero, cuya finalidad es la de informar sobre las novedades o campañas realizadas por la web, inscrito en el Registro de Ficheros de Datos Personales de la Agencia de Protección de Datos. Sus datos serán almacenados en el datacenter de MailChimp en Estados Unidos, la cual actúa como subencargada de tratamiento en la recogida y almacenamiento de sus datos. Mailchimp está adherida a los principios de “Puerto Seguro” (Safe Harbor), por lo que está obligada a cumplir requisitos equivalentes a los Europeos en materia de protección de datos. Si lo desea puede acceder a la política de privacidad de MailChimp. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante Full Circle SL, en cumplimiento del Artículo 5 de la Ley Organíca 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

En EnfermedadesRaras-Shire.com utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestras páginas web y adaptar su contenido para que te resulte más útil. Ninguna información que recopilamos te identifica personalmente. Al navegar por esta página, aceptas el uso de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. No aceptoAceptar y continuar
“Estamos trabajando para ofrecerle un mejor servicio. Academia Shire estará online en los próximos días. Disculpe las molestias.” Volver
¡Tu navegador está anticuado!

Actualiza tu navegador para ver esta página correctamente. Actualizar mi navegador ahora

×