Landing_AEH

El Angioedema Hereditario (AEH) es una enfermedad genética causada por la deficiencia en el gen que controla una proteína sanguínea llamada inhibidor C1 (C1INH), localizado en una parte del cromosoma 11. El AEH se hereda con un patrón autosómico dominante, lo que significa que existe un 50% de posibilidades de transmisión de la enfermedad.

El AEH es una forma de angioedema no alérgico. Cuando el C1 inhibidor es deficitario, aumenta la concentración de algunas moléculas, principalmente la bradicinina, que aumentan la permeabilidad de los vasos dando lugar a la salida de líquidos que se acumulan y provocan edemas.

Los pacientes con AEH presentan edemas recurrentes que duran de 2 a 5 días. Los órganos más comúnmente involucrados son: la piel, vías respiratorias superiores y tracto gastro-intestinal. La clínica es muy variable entre los pacientes, desde casos asintomáticos hasta
pacientes que sufren ataques incapacitantes y que pueden poner en peligro su vida, cuando afectan a la vía aérea. Los pacientes con ataques abdominales pueden verse sometidos a cirugía abdominal innecesaria si no se diagnostican correctamente6. El Angioedema Hereditario afecta en casi igual medida a hombres y a mujeres. La incidencia de esta patología todavía no ha sido determinada con exactitud, pero generalmente se citan valores que van desde 1 de cada 10.000 personas hasta 1 de cada 50.0007,8. En España se estima que la prevalencia mínima es de 1 por 100.000 habitantes, si bien puede haber un infradiagnóstico y ser esta prevalencia mayor10

Diagnóstico

Existen diversos tipos de angioedema, siendo el más común el alérgico. El Angioedema Hereditario se clasifica dentro de los angioedemas no alérgicos.

Existen 3 tipos de Angioedema Hereditario8,9:

• Tipo I: Es el más frecuente (85%). La cantidad de C1 inhibidor que se produce es menor que la necesaria.

• Tipo II: Los niveles son normales o elevados, pero el C1 inhibidor no funciona.

• Tipo III: Esta variante se ha descrito en la última década. 3 caracteristicas lo distinguen de la forma clásica de angioedema hereditario: Niveles normales de C1 Inhibidor, predominio en mujeres y diferente alteración genética.

El déficit de C1 Inhibidor puede ser también adquirido , asociándose con enfermedades autoinmunes, trastornos linfoproliferativos (enfermedades en las que las células del sistema linfático crecen excesivamente), etc. En estos casos la enfermedad se manifiesta en la etapa adulta y sigue un curso benigno11. El diagnóstico del Angioedema Hereditario requiere confirmación de laboratorio por la evidencia de niveles de C1‐INH por debajo de 50% de los valores normales; el 15% de los pacientes tendrán niveles cuantitativamente normales de C1‐INH. Para estos pacientes, el diagnóstico requiere la medición de la actividad de C1‐INH en el plasma6

El tratamiento de los pacientes con AEH tiene por objeto evitar la mortalidad y reducir la morbilidad. Como la morbilidad es función de la frecuencia y severidad de los ataques y la mortalidad de la progresión del edema laríngeo, tratamientos eficaces deben prevenir y/o revertir los síntomas de angioedema6. Existen 3 tipos de estrategias terapéuticas:

•  Tratamiento de los ataques agudos
•  Prevención de los ataques antes de un procedimiento médico, dental o quirúrgico, que pudiera desencadenar los síntomas
•  Prevención a largo plazo de los ataques cuando estos son frecuentes, severos o afectan a la calidad de vida del paciente.

Referencias

1. Keulemans JL, Sinigerska I, Garritsen VH, Huijmans JG, Voznyi YV, van Diggelen OP, Kleijer WJ (2002) Prenatal diagnosis of theHunter syndrome and the introduction of a new fluorimetric enzyme assay. Prenat Diagn 22:1016–1021.

2. Bork K, Meng G, Staubach P, et al. Hereditary angioedema: new findings concerning symptoms, affected organs, and course. Am J Med 2006;119(3):267-74.

3. Nzeako UC, Frigas E, Tremaine WJ. Hereditary angioedema: a broad review for clinicians. Arch Intern Med 2001;161:2417-2429.

4. Wilson DA, Castaldo AJ, Vernon MK, et al. Effects of hereditary angioedema: health-related quality of life, depression, productivity, and social consequences. J Allergy Clin Immunol. 2009;123(Suppl 1):S142

5. Zuraw BL. Clinical practice. Hereditary angioedema. New Engl J Med 2008;359:1027-36.

6. Cicardi M et al. Classification, diagnosis, and approach to treatment for angioedema:
consensus report from the Hereditary Angioedema International Working Group. Allergy 69
(2014) 602–616

7. Cicardi M, Agostoni A. Hereditary angioedema. N Engl J Med 1996;(25):166-67.

8. Bowen T et al. Hereditary angiodema: a current state-of-the-art review, VII: Canadian Hungarian 2007 International Consensus Algorithm for the Diagnosis, Therapy, and Management of Hereditary Angioedema. Ann Allergy Asthma Immunol. 2008;100(Suppl 2):S30–S40.

9. Bork K, et al. Symptoms, course, and complications of abdominal attacks in hereditary angioedema due to C1 inhibitor deficiency. Am J Gastroenterol 2006;101:619–627

10. Roche O et al. Hereditary angioedema due to C1 inhibitor deficiency: patient registry and approach to the prevalence in Spain. Ann Allergy Asthma Inmunol 2005 Apr; 94(4):498‐503.

11. Marcos et al. Clinical, biochemical, and genetic characterization of type III hereditary angioedema in 13 Northwest Spanish families. Ann Allergy Asthma Immunol. 2012 Sep;109(3):195‐200.e2.